Aspirina y Cáncer – reduce el riesgo de padecerlo

21 noviembre, 2017 | adm | SALUD

Aspirina y Cáncer – reduce el riesgo de padecerlo

A largo plazo, la Aspirina y Cáncer están asociados. Puede reducir el riesgo de sufrir la enfermedad. Una investigación a gran escala de más de 600.000 personas lo ha demostrado.

El uso de aspirina a largo plazo puede reducir significativamente la incidencia de cinco tipos de cánceres. Estos afectan principalmente al sistema digestivo.

Relación entre Aspirina y Cáncer

El estudio comparó el riesgo de cáncer entre las personas que habían tomado aspirina durante al menos seis meses (7,7 años de media).

Los comparó con usuarios que tomaron aspirina durante un periodo de 10 años. Tras tomar en cuenta una serie de factores, los resultados de reducción de incidencia fueron significativos.

Especialmente en cinco tipos de cáncer del sistema digestivo, según Forbes (1):

Reducción de:

47% en el cáncer de esófago y de hígado
34% de reducción en el cáncer pancreático
24% en el cáncer colorrectal
38% de reducción en el cáncer gástrico

Se evaluaron también varios otros tipos de cáncer fuera del sistema digestivo, con resultados mixtos. El uso de la aspirina fue correlacionada con una reducción de la leucemia, pulmón y cáncer de próstata. Pero no con los cánceres de mama, riñón o vejiga.

Aspirina y Cáncer: su relación ya fue estudiada antes

Los resultados de este estudio muestran la correlación (no causalidad). Pero este no es el primer estudio para encontrar un vínculo entre la aspirina y un menor riesgo de cáncer. Una serie de estudios previos encontraron el mismo enlace con una reducción en el cáncer colorrectal (2).

En el 2016 un informe del US Preventative Services Task Force, recomendaron dosis bajas de aspirina como terapia preventiva eficaz. Un estudio de 2016 también mostró que el uso de aspirina puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer del conducto biliar.

Por el contrario, un estudio de 2005 de la Salud de la Mujer de 40.000 mujeres muestra algo diferente. No encontró ninguna reducción en el riesgo global de cáncer entre las mujeres mayores de 45 años que tomaron regularmente aspirina.

Aspirina y Cáncer: beneficios conocidos

Las dosis bajas de aspirina han sido fuertemente asociados con una reducción en la enfermedad cardiovascular. Se ha demostrado que reduce el riesgo de infarto para los hombres mayores de 50 años y mujeres mayores de 60 años.

Sin embargo el uso de aspirina a largo plazo no es sin riesgos. Es un agente anti-coagulación efectivo (la razón por la que ayuda a prevenir ataques al corazón). La aspirina también puede aumentar el riesgo de hemorragia interna, aunque la incidencia es relativamente rara.

El por qué la aspirina puede reducir el riesgo de cáncer no es una pregunta fácil.

Pero podría venir por las propiedades antiinflamatorias potentes de la droga. Estas propiedades ayudan a controlar la inflamación que alimenta el desarrollo de varios cánceres del sistema digestivo.

«Los resultados demuestran que el uso a largo plazo de la aspirina puede reducir el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer más importantes». Informó el autor principal del estudio, Kelvin Tsoi.

Tsoi pertenece a la Universidad China de Hong Kong.

«Lo que debe tenerse en cuenta es la importancia de los resultados para los cánceres en el tracto digestivo. Donde las reducciones en la incidencia de cáncer fueron todas muy importantes. Especialmente para el cáncer de esófago y de hígado».

Los hallazgos del estudio fueron presentados esta semana en el 25 UEG en Barcelona. El estudio fue publicado en la revista Gastroenterology.

Recursos externos:

(1) www.forbes.com

(2)

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *