Por qué comer queso no afecta el colesterol malo


Por qué comer queso no afecta el colesterol malo

By adm, 17 marzo, 2017

En una investigación realizada en Irlanda, muestra por qué comer queso no afecta el colesterol malo. Los participantes que consumieron más queso rico en grasas saturadas no tienen niveles altos de colesterol.

Comer queso puede no ser tan malo para los niveles de grasa en el cuerpo como muchos imaginan. Esto de acuerdo con la Food for Health Ireland (1), de la University College Dublin (UCD).

Los que incluyeron grandes porciones de queso en la dieta son más delgados que los otros. Además, el mayor consumo de alimentos no se asoció con un aumento en los niveles de colesterol.

De hecho, es lo contrario.

Los participantes que prefieren lácteos bajos en grasa tienden a mayores niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL) considerado malo.

El estudio llegó a reforzar otros estudios anteriores (2). Estos sugieren que la grasa del queso no aumenta el colesterol malo por una serie única de ingredientes que contiene. La grasa saturada puede aumentar el colesterol LDL, y también el colesterol HDL bueno, conforme con otra serie de pruebas.

Los científicos estudiaron los efectos de una dieta rica en productos lácteos. Esto incluye alimentos como leche, queso, yogur, mantequilla en 1.500 personas de entre los 18 y los 90 años.

Encontraron que los que consumían grandes cantidades de estos productos diariamente tenían un IMC inferior. También tenían un menor porcentaje de grasa, menor circunferencia de la cintura y mejor presión arterial.

Una posible explicación para el efecto beneficioso de comer queso es la grasa concentrada en este alimento. Grasas como el ácido linoleico conjugado y el ácido vaccénico y oleico tiene efecto cardioprotector. Estos bloquean parte de la formación de colesterol y triglicéridos en el hígado.

El colesterol malo

Los resultados son controvertidos. Van en contra de las recomendaciones actuales de salud. Estas abogan por la reducción de las grasas saturadas presentes en el queso – para mantener niveles saludables de colesterol.

El colesterol es transportado unido a lipoproteínas de baja o alta densidad de la sangre. Cuando hay una gran cantidad de lipoproteína de baja densidad (LDL) en la sangre, se adhiere a las paredes de las arterias.

Estas bloquean el flujo de sangre. Cuanto más alto estos niveles, mayor será el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular (ACV).

La importancia de la actividad física

estudios anteriores (2)

Sin embargo hay más elementos para Daniel Magnoni, especialista en nutrición en el Hospital del Corazón de Sao Paulo. Este problema va mucho más allá de la comida. “Sólo el 20% de colesterol proviene de los alimentos, el 80% es la función del hígado”.

La práctica de la actividad física y otros factores como la ingesta de frutas y verduras son partes esenciales para mantener la producción de colesterol bajo control.

“El colesterol malo es la clave, mientras que los receptores de hígado son los que le dan paso. La grasa saturada ejerce este bloqueo, lo que aumenta los riesgos”, dijo el médico.

Recursos externos:

(1) Health Ireland

¿Qué piensas?

Deja un comentario