Dieta del tomate – No para adelgazar - sino para restaurar pulmonares de ex fumadores y no fumadores

Dieta del tomate – No para adelgazar – sino para restaurar pulmonares de ex fumadores y no fumadores

8 enero, 2018 | adm

La disminución natural de la función pulmonar fue más lenta entre los que hicieron la dieta del tomate.

La dieta del tomate, creen, siendo balanceada, puede salvar vidas. Según sugiere que un estudio realizado por Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health en Baltimore, EE.UU..

En 10 años mejora la función pulmonar

Los investigadores encontraron que, en un período de diez años, era posible retrasar la pérdida progresiva de la función pulmonar. Los ex fumadores que siguieron la dieta del tomate, mostraron también esta característica.

El consumo habitual de esta fruta junto con manzanas logra este resultado aun en los ex fumadores.

La investigación ha demostrado que ciertos componentes presentes en estos alimentos pueden ayudar. Estos restauran el daño causado por el tabaquismo en el pulmón.

Los investigadores encontraron que los adultos que comieron en promedio más de dos tomates y más de tres porciones de fruta al día tenían un menor declive en las funciones del órgano respiratorio.

Esto, comparado con las personas que consumieron cantidades diarias inferiores de estos alimentos.

Es importante destacar que el efecto fue sólo en aquellos que consumieron frutas frescas o alimentos en su estado natural.

El estudio fue realizado en colaboración con investigadores del Imperial College de Londres. El estudio mostró que el mayor consumo de tomate da una mejora en el órgano de todos los adultos analizados. Incluyendo aquellos que nunca habían fumado. Los hallazgos fueron publicados en la edición de diciembre de la revista European Respiratory Journal (1).

“El estudio demuestra que la dieta puede ayudar a reparar el daño en los pulmones de las personas que dejan de fumar. El análisis también sugiere que una dieta rica en frutas puede reducir el proceso de envejecimiento de los pulmones. Incluso las personas que nunca han tenido el hábito de fumar”. Explica Vanessa García-Larsen, profesora asistente en la Universidad Johns Hopkins y autora principal de la investigación.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron las dietas de 680 adultos por más de diez años. Y analizaron su rendimiento en una prueba de espirometría. Esta prueba mide el volumen que una persona puede inhalar y exhalar. También la velocidad con la que estos movimientos son ejecutados.

De este modo, llegaron a la conclusión de que todos pueden beneficiarse de una dieta rica en tomates. Pero el efecto pulmonar fue particularmente evidente en los ex fumadores, señalaron los investigadores.

“Las funciones del cuerpo comienzan a declinar a los 30 años. Variando de acuerdo a la salud de la persona”, dice Vanessa.

“Nuestro estudio sugiere que comer más frutas mitiga regularmente este envejecimiento. E incluso puede reparar los daños causados ​​por los cigarrillos. Esta dieta también puede ayudar a combatir el diagnóstico de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC] en todo el mundo”.

Recursos externos:

(1) erj.ersjournals.com




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *