Efectos negativos del Azúcar: Se descubre conspiración

Efectos negativos del Azúcar: Se descubre conspiración

adm, 28 noviembre, 2017

La industria enmascaró estudios sobre los efectos negativos del azúcar hace 50 años. El estudio indica que el debate sobre el impacto del consumo de dulces en la salud humana habría comenzado antes si los resultados no hubieran sido manipulados.

Según una investigación difundida por PLOS Biology (1,2).

La industria azucarera estadounidense ocultó resultados negativos sobre la ingesta de azucares. Por esta causa dejó de financiar investigaciones científicas hace 50 años.

Los autores analizaron documentos de la década de 1960 y percibieron evidencias de la intervención por parte de la Fundación de Investigación sobre el Azúcar. (SRF, por su sigla en inglés). Esta fundación manipuló investigaciones en animales para proteger intereses comerciales e influenciar a la opinión pública.

Si los experimentos no hubieran sido manipulados, el debate sobre el impacto de los efectos negativos del azúcar en la salud habría comenzado bien antes. Esto hubiera hecho que se adelantaran medidas de prevención contra enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y otros.

“La Asociación del Azúcar probó en 1969 que las calorías del azúcar tenían diferentes efectos metabólicos que las calorías del almidón”.

Dijo en un comunicado la autora Cristin Kearns, de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos.

La científica descubrió los documentos de la industria y decidió iniciar las investigaciones.

“Esto contrasta radicalmente con la posición pública [de la asociación], de la época y de ahora, de que todas las calorías son iguales.

Kearns y su equipo descubrieron documentos que revelaban la conspiración de la industria azucarera. Ellos comenzaron a trabajar en conjunto con nutricionistas y otros científicos para desviar la atención del azúcar. Apuntaron a la grasa y el colesterol como las principales causas de las enfermedades coronarias.

El objetivo fue minimizar evidencias de que el consumo de sacarosa también es un factor de riesgo. Con esto, incentivar el consumo por parte del público.

Los investigadores relatan que la SRF financió secretamente una revisión en el New England Journal of Medicine en 1967. Logrando con esto eliminar cualquier evidencia que ligara el consumo de sacarosa a los niveles de lípidos en la sangre.

Los estudios enmascarados habrían revelado que la sacarosa es el enemigo. Esta es la principal sustancia que compone el azúcar de mesa. Es una inductora de la hiperglucemia (niveles altos de azúcar en la sangre, que conduce a la diabetes).

Su consumo puede estar asociado al cáncer de vejiga. Si estas informaciones se hubieran puesto a disposición del público ya en la década de 1960, la historia sería diferente. Hubiéramos sabido hace 50 años que el azúcar es un producto potencialmente carcinogénico.

Todos estos descubrimientos se realizaron durante el Proyecto 259. Este fue una serie de estudios en animales financiados por la SRF de 1968 a 1970. Fue interrumpido y enterrado después de que los resultados preliminares comenzaron a indicar efectos negativos del azúcar.

“Este caso es otra ilustración al igual que la industria del tabaco. La industria del azúcar tiene una larga historia de supresión de resultados científicos que no apoyan sus intereses económicos”. Dijo el coautor Stanton Glantz, profesor de medicina en la Universidad de California. Glantz también es director del Centro de Investigación y Educación en Control del Tabaco de la institución.

Recursos externos:

(1) journals.plos.org

(2)




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *