Impresora 3D portátil para heridas de la piel

Impresora 3D portátil para heridas de la piel

26 mayo, 2018 | adm

Una nueva impresora 3D portátil puede imprimir sobre las heridas de la piel en menos de 2 minutos.

Los injertos de piel serían cosa del pasado


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Gracias a esta tecnología de la impresora 3D, los injertos de piel puede ser pronto una cosa del pasado. En lugar de ello, los médicos podrían simplemente sanar esas heridas, imprimiendo una nueva hoja de piel en su lugar.

Cubre las heridas con piel en tiempo record

Investigadores de la Universidad de Toronto han desarrollado esta impresora 3D portátil para heridas de la piel. Puede fabricar rápidamente tejido de la piel fresca pudiendo cubrir y rellenar una herida en menos de dos minutos. El equipo cree que es el primer artefacto de este tipo.

El dispositivo tiene una forma similar a un dispensador de cinta de embalaje. Excepto que en lugar de la cinta, distribuye hojas de tejido hechas de “biomateriales basados ​​en proteínas como el colágeno. Esta es la proteína más abundante en la dermis, y la fibrina, una proteína implicada en la cicatrización de heridas”. El material impreso puede entonces penetrar las tres capas de la piel para curar adecuadamente la herida.

El tratamiento actual son injertos de piel

Actualmente, el método preferido de tratamiento es con injertos de piel que requieren grandes porciones de piel del donante.

Rara vez hay suficiente piel de donantes para cubrir un área lesionada. Esto por lo general conduce a un proceso de recuperación y cicatrización deficiente.

Aunque otros tejidos de la piel por bioingeniería ya se han desarrollado, ninguno de ellos ha sido utilizado muy ampliamente.

“La mayoría de las bioprinters 3D actuales son voluminosas y funcionan a bajas velocidades. Son caras y son incompatibles con la aplicación clínica”, explica el profesor Axel Guenther.

“Nuestra impresora 3D portátil promete adaptar los tejidos a los pacientes y las características específicas de la herida”. Dice el estudiante de doctorado Navid Hakimi que dirigió la investigación. “Y es muy portátil”.

Según los investigadores, deben completar más pruebas antes de comenzar los ensayos en humanos.

Pero esperan que su artilugio un día revolucione la forma en que los médicos tratan a las víctimas de quemaduras.

Sus conclusiones se publican actualmente en la revista científica Lab on a Chip (1).

Recursos externos: (1) pubs.rsc.org




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.