Irradiación de alimentos – Peligros y su relación con el Alzheimer

20 diciembre, 2017 | adm | SALUD

Irradiación de alimentos - Peligros y su relación con el Alzheimer

El Dr. Gayle Eversole, informó originalmente en 1998 acerca de los problemas con la irradiación de los alimentos (1)

La irradiación de alimentos expone la comida hasta el equivalente de 30 millones de radiografías de tórax.

La irradiación crea nuevos productos químicos en los alimentos llamados productos radiolíticos. Algunos de estos productos se conocen como sustancias que causan cáncer (como el benceno en la carne de vacuno irradiado). Otros son exclusivos del proceso de irradiación y no se sabe qué efectos tienen sobre la salud humana.

La irradiación destruye vitaminas y nutrientes esenciales que se encuentran naturalmente presentes en los alimentos. No se han hecho estudios para demostrar que una dieta a largo plazo de alimentos irradiados es segura. Para más seguridad, existen alternativas bien probadas a la irradiación.

Las plantas de irradiación plantean amenazas ambientales para los trabajadores y las comunidades circundantes. El transporte de materiales nucleares a las instalaciones de irradiación también plantea riesgos graves para la salud pública.

¿Qué está mal con la irradiación de alimentos?

La irradiación daña la calidad de los alimentos.

Los alimentos que han sido expuestos a la radiación ionizante tienen nutrición de segunda clase y «falsificación de frescura». Las grasas irradiadas tienden a volverse rancias.

Incluso a dosis bajas, algunos alimentos irradiados pierden el 20% de vitaminas como la C, E, K, y complejo B.

La irradiación rompe las paredes celulares de la comida. Esto hace que se acelere la pérdida de vitaminas que se producen durante el almacenamiento. Se pierde hasta un 80%. Irónicamente, la irradiación crea radicales libres dañinos y destruye las vitaminas antioxidantes necesarias para luchar contra ellos.

Cuando se utilizan haces de electrones, se pueden crear pequeñas cantidades de radiactividad.

En Europa, la irradiación de alimentos se ha utilizado para camuflar el marisco en mal estado. Los consumidores deben preguntar, «¿Por qué la comida de repente está tan contaminada que tiene que ser irradiada?».

La irradiación produce subproductos tóxicos en los alimentos

La radiación ionizante elimina electrones de los átomos y crea radicales libres. Estos radicales libres reaccionan con componentes de los alimentos, creando nuevos productos radiolíticos. Algunos de los cuales son tóxicos (benceno, formaldehído, peróxidos de lípidos). Y algunos de los cuales pueden ser únicos para los alimentos irradiados.

No se conoce el impacto a largo plazo de comer cantidades desconocidas de estos alimentos dañados. Estudios en animales alimentados con alimentos irradiados han demostrado un aumento de los tumores. También se han visto fallas reproductivas y daño renal. Las anomalías cromosómicas se produjeron en los niños de la India que fueron alimentados con trigo recién irradiado.

La irradiación que usa materiales radiactivos es un peligro ambiental

En Georgia, el agua radiactiva escapó de una instalación de irradiación. Los contribuyentes tuvieron que pagar $ 47 millones en costos de limpieza. En Nueva Jersey, el agua radiactiva se vertió en drenajes que desembocaba en el sistema de alcantarillado público.

Algunas comunidades desean un aumento de previsiones de las instalaciones de irradiación. Numerosas exposiciones de los trabajadores se han producido en todo el mundo.

La irradiación es una solución rápida, con consecuencias a largo plazo

La irradiación no mata todas las bacterias; las que sobreviven son resistentes a las radiaciones. Eventualmente estas bacterias requerirán dosis más altas de radiación.

La irradiación no mata la bacteria que causa el botulismo, o el virus. No se puede utilizar en los productos lácteos, la principal fuente de intoxicación alimentaria.

La irradiación indiscriminada se utiliza para «ahorrar» alimentos. Y para que las empresas no tengan cargos legales por la contaminación de sus productos.

Los costos, como siempre, serán pasados ​​al consumidor.

La irradiación no resuelve el problema, sólo lo cubre

En una encuesta nacional de 1997 de CBS, el 77% de los consumidores estadounidenses no quería alimentos irradiados.

La irradiación no es la única opción para el suministro de alimentos limpio y sostenible. El incremento del número de inspectores de carne federales es una opción. El fomento de la agricultura local y orgánica en lugar de la ganadería intensiva es otra de las propuestas.

Alimentos irradiados y su asociación con el Alzheimer

Algunos estudios se han realizado que relacionan la radiación con el Alzheimer. La estadística mundial de países de muerte por Alzheimer es muy irregular. Países con mayor desarrollo componen los primeros lugares de la tabla. Pero coincidentemente, los países que más irradian los alimentos tienen más altos índices de muerte por Alzheimer. Ver la tabla de mayores muertes por Alzheimer por país (2)

Por un tema económico y de seguridad alimentaria se ha relajado los estudios más consistentes a largo plazo. Es necesario alzar la voz y pedir más datos fiables.

La fuente originaria del material es BioDemocracia y la Asociación de Consumidores Orgánicos.

Recursos externos:

(1) www.naturalnews.com
(2) www.worldlifeexpectancy.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *