Jengibre para el Cáncer de mama, próstata y ovario

26 enero, 2017 | adm | SALUD

Jengibre para el Cáncer de mama, próstata y ovario

El jengibre tiene propiedades anti-bacterianas, anti-inflamatorias y analgésicas. Estudios sugieren usar Jengibre para el cáncer de mama, próstata y ovario.

El jengibre tiene una amplia gama de usos en la medicina tradicional debido a sus propiedades curativas. Los científicos han descubierto las bondades de los compuestos fenólicos en una especia llamada gingerol y shagoal.

Estos tienen importantes poderes curativos. Nuevas investigaciones revelan que el jengibre tiene potencial para la prevención y tratamiento del cáncer.

El jengibre para el cáncer de mama

Un estudio publicado en The Journal of Nutritional Biochemistry encontró los beneficios del jengibre. Tiene gingerol, un constituyente activo que inhibe la propagación del cáncer de mama. Los científicos cultivaron células de cáncer de mama humano en un laboratorio en presencia de diversas concentraciones de gingerol.

El estudio encontró que el gingerol disminuye el movimiento espontáneo de las células de cáncer y la invasión de las células normales. Mayores concentraciones de gingerol tenían un mayor efecto.

Otro estudio publicado en The Journal of Biomedicine and Biotechnology investigó los efectos de los extractos crudos del jengibre. En el estudio se vio el crecimiento de líneas celulares de cáncer de mama.

Los investigadores descubrieron que el jengibre tiene una propiedad beneficiosa conocida como citotoxicidad selectiva. Los extractos de jengibre inhibieron la proliferación de las células cancerosas. Concluyeron así que el jengibre serviría para el tratamiento de carcinomas de mama.

El Jengibre para el cáncer de próstata

Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition (1) examinó el efecto del extracto de jengibre sobre el cáncer de próstata. Ratones fueron inyectados con células de cáncer de próstata. Cuando mostraron signos de tumores, se dividieron en dos grupos. Un grupo fue alimentado con una dosis diaria de extracto de jengibre. Después de ocho semanas, se examinó el tejido de ambos grupos de ratones.

Se encontró que el extracto de jengibre mata las células de cáncer. También inhibe el crecimiento y la progresión de los tumores de cáncer de próstata en aproximadamente un 56%. No ejerce toxicidad alguna en los tejidos normales, tales como el intestino y la médula ósea. Los investigadores estiman que la cantidad de jengibre para el humano sería el equivalente a 100 gramos por día.

Jengibre para el Cáncer de ovario

Investigadores de University of Michigan Comprehensive Cancer Center (2) hicieron otro descubrimiento. El jengibre podría ser usado como un tratamiento para el cáncer de ovario. Disolvieron jengibre en polvo en una solución y lo aplicaron a cultivos de células cancerosas. El jengibre indujo la muerte celular a una velocidad similar o mejor que los medicamentos de quimioterapia.

Jengibre para el Cáncer de páncreas

Un estudio publicado en la Yonsei Medical Journal (3) investigó la acción de gingerol en celulares de cáncer de páncreas humano. Un tipo de células cancerosas que probaron tenía una mutación especial. Esta mutación las hizo resistente a la radiación y la quimioterapia. Eludir esta resistencia anormal es un reto importante en el tratamiento del cáncer.

El Gingerol inhibió el crecimiento celular tanto en las células de cáncer de páncreas mutadas y estándar. También mató a las células cancerosas mediante la inducción de apoptosis mutantes. Los investigadores afirman que sus hallazgos apoyan la importancia de estudiar el gingerol.

Los compuestos relacionados al gingerol servirían como agentes contra el cáncer. Potencialmente pueden erradicar tumores resistentes a la radiación y la quimioterapia actualmente disponibles.

Jengibre para el Cáncer colorrectal

Un estudio en la conferencia Frontiers in Cancer Prevention Research (4) investigó el efecto del gingerol sobre el cáncer de colon. Ratones criados para carecer de un sistema inmune se alimentaron de gingerol tres veces a la semana. Esto antes y después de dárseles inyecciones de células de cáncer de colon humano. Los ratones de control fueron tratados de la misma manera, excepto que su comida no contenía gingerol.

Después de 15 días, 13 tumores habían aparecido entre los ratones de control. Pero sólo cuatro fueron encontrados en los ratones tratados con gingerol. Los investigadores sugieren que los compuestos de jengibre serían quimiopreventivos eficaces y / o agentes quimioterapéuticos para los carcinomas colorrectales.

Recursos externos:
(1) British Journal of Nutrition
(2) University of Michigan Comprehensive Cancer Center
(3) Yonsei Medical Journal
(4) Frontiers in Cancer Prevention Research

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *