La soledad mata más que la obesidad

La soledad mata más que la obesidad

Publicado por: adm, 10 agosto, 2017

Un estudio revela lo malo que es estar solo. Ya se sabe que la soledad mata más que la obesidad.

El aislamiento social puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 50%, según la investigación.

La soledad puede ser un riesgo para la salud como la obesidad.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la Asociación Americana de Psicología. El estudio sugiere que los que se sienten solos y están aislados socialmente aumentan el riesgo de muerte prematura en un 50%.

La vida social podría prevenir este riesgo en la misma medida. Incongruentemente, la obesidad aumenta el riesgo de muerte antes de los 70 años solo hasta el 30%.

Corroboran que la soledad mata

Investigadores de la Universidad Brigham Young en los EE.UU. realizaron 218 estudios. Estos abarcaron un total de cerca de cuatro millones de personas de varios países. La investigación se enfocó sobre los efectos de la soledad en la salud.

No se sabe sobre lo que podría causar esta relación de riesgos. Las investigaciones anteriores identifican una asociación entre calidad de vida – que implica relaciones humanas – y la esperanza de vida. Además, la soledad podría dañar el sistema inmunológico de la persona.

Importancia social

La autora del estudio es Julianne Holt-Lunstad (1,2), profesora de psicología de la institución. Para ella, la gente debe prepararse para la jubilación social, así como para la financiera. Después de todo, para muchos, el lugar de trabajo es la fuente principal de las relaciones sociales.

“La conexión social es ampliamente considerada como una necesidad humana, y es crucial para el bienestar y para la supervivencia”. Dijo la experta.

“Hay evidencias sólidas de que el aislamiento social y la soledad aumentan significativamente el riesgo de muerte prematura. La magnitud de este riesgo es superior a la de muchos indicadores de salud”.

La soledad mata a la gente mayor si no se las prepara

En el estudio, los investigadores instan a que las habilidades sociales deben ser enseñadas en la escuela. Además los médicos deberían alentarlas, sobre todo a los pacientes de mayor edad. Las personas en edad de jubilación deben planear participar en reuniones sociales.

“Con una creciente envejecimiento de la población, el efecto sobre la salud pública sólo debe aumentar. De hecho, muchos expertos sugieren que estamos frente a una ‘epidemia de soledad’. El reto al que nos enfrentamos ahora es cómo resolver este problema”.

Recursos externos:
(1) journals.plos.org

(2)

¿Qué piensas?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: