Las colonias de abejas están en aumento

Las colonias de abejas están en aumento

adm, 8 agosto, 2017

Hace una década, los apicultores estaban preocupados. Pero ahora las colonias de abejas están en aumento.

“Las abejas salen de la colmena y no regresaban”, dijeron en ese entonces.

El fenómeno, que ahora se conoce como trastorno del colapso de colonias, es alarmante.

Especialmente por el papel central que desempeñan las abejas en la vida de las plantas en todo el mundo. Pero también porque nadie sabía por qué sucedía la disminución o cómo detenerla. Varias causas posibles ya han sido identificadas, pero eso no ha impedido las desapariciones.

Pero los nuevos datos dan alguna razón para el optimismo.

De acuerdo con un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicado el martes, las poblaciones de abejas están en aumento. A partir de abril, un estimado de 2,89 millones de colonias de abejas existían en los EE.UU., un aumento del 3 por ciento con respecto a abril el 2016.

El trastorno del colapso de colonias hace difícil el mantenimiento de una colmena.

Cuando las abejas obreras la dejan bruscamente, la abeja reina se queda con sólo unas pocas abejas nodrizas. Es muy poca ayuda para hacer crecer las larvas inmaduras restantes.

A pesar de que la colonia se queda con abundante comida después de la desaparición de las trabajadoras, la colmena no puede funcionar sin su contribución. Llevando eventualmente a la colmena a la muerte. El trastorno del colapso de colonias se refiere a la combinación de acontecimientos que conducen a su destrucción.

Hace varios años, los apicultores comenzaron a notar los números decrecientes de colonias que sobreviven al invierno.

Por lo general, las colmenas que sobrevivieron a los meses de invierno son un promedio de 28,7 por ciento. Sin embargo, el número se redujo un 23,1 por ciento para el invierno 2014-2015 y se mantuvo relativamente bajo desde entonces.

Pero las cifras recién liberados de la USDA indican un quiebre en esa tendencia. Sólo alrededor de 84 colonias se perdieron en el primer trimestre de 2017. Esta cifra es un 27 por ciento menor que el número de colonias declaradas perdidas durante el primer trimestre de 2016.

Pero la noticia no es del todo de color de rosa.

Los ácaros Varrora, un parásito que vive dentro de las colmenas puede ser la causa de la desaparición de colmenas.

Estos son una de las muchas causas que los investigadores creen que podría estar detrás de las pérdidas. Y el nuevo informe enumera estos ácaros como el factor de alto estrés responsable de las colonias perdidas. Los parásitos sobreviven al chupar la sangre de insectos.

Estos se reportaron en el 42 por ciento de las colmenas comerciales de abejas.

Los ácaros varrora comenzaron la plaga en 1987 en las colonias de abejas. Sin embargo, el departamento señaló que todavía estaban abajo alrededor del 11 por ciento. En comparación con el 53 por ciento de las colmenas afectadas por los parásitos del año anterior.

El informe observa una ligera disminución de los ácaros varrora.

Pero los apicultores siguen expresando su preocupación por el control de los parásitos. El colapso de las colmenas hace la práctica de la apicultura vulnerable.

“Se puede crear nuevas colmenas mediante la ruptura de sus colmenas más fuertes. Esto las hace más vulnerables”. Según Tim May, apicultor en Harvard, Illinois, y vicepresidente de la Federación Estadounidense de Apicultores, dijo a Bloomberg News (1).

“Chequeamos los ácaros, mantenemos nuestras abejas bien alimentadas. Nos comunicamos con los agricultores para que no rocíen pesticidas cuando nuestras colmenas son vulnerables. No sé qué más podemos hacer”.

Los ácaros están lejos de ser el único sospechoso.

Los apicultores, los expertos en agricultura y los científicos ambientales han identificado docenas de otros posibles factores, como los pesticidas. La EPA está revisando los neonicotinoides.

Esta es una clase de sustancias químicas que incluyen una serie de productos químicos que los agricultores rocían en los cultivos como plaguicida. Según los informes, el departamento está considerando prohibir ciertos plaguicidas (2). Esto se realizaría en las zonas donde las abejas han sido traídas para polinizar y repoblar.

Si continuará el leve aumento visto en las colonias de abejas en el invierno pasado es imposible de predecir.

Recursos externos:
(1) www.bloomberg.com

(2)




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *