Los indios del Amazonas nos enseñan cómo bañarnos

25 abril, 2018 | adm | SALUD

Los indios del Amazonas nos enseñan cómo bañarnos

Parece broma, pero los indios del Amazonas nos pueden enseñar como tener una piel más saludable. Las costumbres modernas de tomar una ducha diaria son contraproducentes para la salud, según los especialistas. Las investigaciones indican que los indios del Amazonas tienen una piel más saludable que la nuestra.

Una ducha diaria puede secar la piel y reducir el número de microorganismos beneficiosos para el cuerpo humano.

Las investigaciones indican que ducharse todos los días puede ser perjudicial.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Además, ducharse diariamente elimina los aceites naturales de la piel. Esto puede reducir el número de bacterias saludables, virus y otros microorganismos que viven dentro de nuestro cuerpo. Estos microorganismos ayudan a la función del sistema inmunológico.

Ejemplo de indios del Amazonas

Los investigadores de la Universidad de Utah llegaron a estas conclusiones basándose en observaciones de las aldeas remotas del Amazonas. Ellos encontraron que esta población tenía una mayor diversidad de bacterias y funciones genéticas.

Este grupo humano no se higieniza todos los días. Según ellos, a diferencia de los habitantes de la Amazonía, los occidentales son demasiado limpios. Esto afecta a las poblaciones de microbios y en consecuencia su salud.

Para no perder estos organismos

El dermatólogo estadounidense Brandon C. Mitchell da consejos radicales para evitar la pérdida de estos organismos. Recordemos que estos organismos realizan funciones importantes en el cuerpo humano.

Él propone bañarse una sola vez o dos veces a la semana.

«No se necesitan baños diarios», dijo a la revista Time. Los médicos dicen que el uso excesivo de jabón elimina los aceites protectores naturales de la piel y bacterias buenas.

Esto puede exacerbar o causar quejas tales como dermatitis.

Cuanto más tiempo se permanece en la ducha, se eliminan más aceites de la piel. Los beneficiarios reales de los baños y duchas frecuentes son las compañías que hacen y comercian jabones y champús.

Cuando visitaron a los Yanomami en el corazón del Amazonas en 1992, notaron que tenían un bonito pelo brillante, sano, a pesar de no usar jabón ni champú. El lavado frecuente, elimina los aceites protectores naturales del cabello, dañando y secando el cabello y el cuero cabelludo.

Según dermatólogo Joshua Zeichner (1), los padres deben dejar de bañar a los bebés y niños pequeños diariamente. Ya que la exposición temprana a la suciedad y las bacterias puede ayudar a hacer la piel menos sensible. Incluso puede prevenir condiciones como el eczema en el largo plazo. Así que sigamos un poco el ejemplo de los indios del Amazonas.

Recursos externos: (1) www.theguardian.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *