Niños donan 500 mochilas con útiles escolares

19 enero, 2016 | adm | OPINIÓN

Niños donan 500 mochilas con útiles escolares

Para los refugiados de Siria unos niños donan 500 mochilas con útiles escolares – Decenas de niños se pusieron a trabajar rellenando 500 mochilas con útiles escolares el sábado, para que lleguen a los niños refugiados sirios como parte de su trabajo escolar.

Los voluntarios son estudiantes canadienses que levantaron aproximadamente $7.000 en donaciones para los artículos escolares, y la Fundación de Consejo Escolar de distrito de Hamilton-Wentworth donaron las mochilas.

Los niños, de edades entre 8-14, del Centro Cultural islámico de Toronto, rellenaron las bolsas con plumas y lápices, libretas, calculadoras y todo lo demás que sería necesario para un nuevo alumno.

Dos autobuses de estudiantes viajaron a Hamilton, Ontario a la secundaria Sir John A. Macdonald para la tarea. Dividieron los suministros por grados de edad de la escuela: primaria y secundaria — y pudieron tener listas todas las mochilas en menos de dos horas.

“Esta es una divertida manera de hacer buenas obras,” dijo la niña de nueve años Mariam El Hewaily, al Hamilton Spectator. “Estoy feliz que les estamos ayudando”.

Las mochilas se mantendrán en la secundaria Macdonald hasta que se necesiten, y se repartirán a los estudiantes refugiados que llegan. La escuela tiene un cuerpo estudiantil que representa a más de 80 países de origen y de 50 lenguas nativas.

Canadá ha acordado tomar 25.000 personas que huían de la guerra civil en Siria. El primer grupo de refugiados de ese país llegó a Hamilton el 21 de diciembre. La ciudad ha decidido aceptar refugiados de otros países durante años y líderes de la ciudad dicen que tienen un sistema solido en el lugar para colocarlos en escuelas y casas nuevas. No es solamente que niños donan 500 mochilas con útiles escolares, es un acto de amor que se enseña.

Les dijeron: “no podemos vivir una vida lujosa sin ayudar a los demás. Entonces formaron una línea de montaje. “De los niños surgió la idea de esto, no de los padres,” dijo la encargada de la escuela, Maggie. Es una manera de aprender a dar más allá de su propia comunidad.

“Recaudaron dinero haciendo tareas, lavando las vajillas, cortando el césped, vendiendo juguetes, sacando basura. Hace tan feliz.” De hecho lo hizo. Los niños estaban deseosos de compartir su entusiasmo.

www.thespec.com

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *