Nueva serie de Netflix trae un futuro trágico de tecnología e inmortalidad

Nueva serie de Netflix trae un futuro trágico de tecnología e inmortalidad

10 febrero, 2018 | adm

Altered Carbon, la nueva serie de Netflix, prevé el agravamiento de las angustias de los problemas actuales, como la desigualdad. Es una inquietante muestra de la posible realidad futura que caerá sobre los seres humanos.

El dilema visto es la manera que los poderosos se transforman literalmente en dioses con el poder de la vida y la muerte.

Mientras los demás serán solo esclavos de las élites.

Lo que se ve en la serie son señales luminosas y una atmósfera oscura. Junto con una cara ya conocida del universo de la ciencia ficción en frente del reparto. Con el sueco Joel Kinnaman (de Robocop de José Padilha), Netflix pone en el aire, su nueva serie original, Altered Carbon (1).

Un negro futuro

Basada en el libro Altered Carbon, de Richard Morgan, la nueva serie de Netflix conduce a un futuro distópico. En el que la tecnología asegura la inmortalidad, pero al precio de una desigualdad social abismal. Sólo los millonarios pueden permitirse comprar nuevos órganos, donde pueden migrar su conciencia gracias a una nueva tecnología, el cartucho cortical.

En el reparto está la mexicana Martha Higareda, los nepaleses Dichen Lachman y el estadounidense Renee Elise Goldsberry.

Altered Carbon llegó a ser comparada con ‘Espejo Negro’ y ‘Blade Runner’. Esta nueve serie de Netflix sugiere que la tecnología, a diferencia de la primera promesa, puede agravar los problemas de la sociedad moderna en el futuro

Mike Hale del New York Times dijo que la nueva serie de Netflix tenía “algunas ideas interesantes sobre la paga de la inmortalidad”.

Pero, “los recursos y la tecnología del futuro que representa parecen estar dedicados principalmente a la búsqueda de la gratificación y la explotación sexual. Esta está realizada en ambientes que recuerdan a 1970 Times Square y la contemporánea Las Vegas”.

Puede ser que el futuro de la humanidad traiga nuevos desafíos y más injusticia social. Pero la injusticia social nunca va ser mayor que en la esclavitud de la antigüedad.

La ciencia y el avance tecnológico han ayudado a los seres humanos. Esta tenebrosa visión del futuro no es real.

Recursos externos: (1)


ESCUCHE ESTE ARTICULO AQUÍ




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.