Ojo con el aluminio – Alzheimer y deterioro cognitivo

19 diciembre, 2016 | adm | SALUD

Ojo con el aluminio - Alzheimer y deterioro cognitivo

Si quiere evitar el Alzheimer y deterioro cognitivo, es bueno que comience a pensar donde cocina o guarda sus alimentos. Si tiene más problemas de memoria que otros de su misma edad usted tiene deterioro cognitivo leve (1). Esto puede no tener que ver con el Alzheimer pero es bueno que se aleje del aluminio.

Un nuevo estudio confirmaría lo que se ha creído del Alzheimer y deterioro cognitivo durante mucho tiempo. Que el metal tiene consecuencias con la enfermedad de Alzheimer: Un experto dice que los nuevos hallazgos confirman que el aluminio juega un papel en la enfermedad cerebral devastadora.

Chris Exley (2) profesor en química bioinorgánica en la Universidad de Keele afirma la relación.

El vínculo entre el aluminio y el Alzheimer ha existido durante muchos años. Pero la falta de evidencia no había inquietado lo suficiente a la comunidad científica.

Sin embargo, su nueva investigación confirma que el metal desempeña un papel en el Alzheimer y deterioro cognitivo.

Pero muchos científicos decían que no había suficiente evidencia para culpar al metal. El aluminio es usado por miles diariamente para cocinar y almacenar alimentos.

En el sitio médico Hippocratic Post, revela los resultados de su último estudio.

Ha habido un fuerte vínculo entre la exposición humana al aluminio y la incidencia de la enfermedad de Alzheimer desde hace medio siglo o más.

Sin embargo, sin una prueba definitiva, aún no existe un consenso en la comunidad científica sobre el papel de esta neurotoxina conocida en esta devastadora enfermedad cerebral.

Las últimas investigaciones publicadas en la revista Journal of Trace Elements in Medicine and Biology (3), hace que este vínculo sea aún más convincente entre el Alzheimer y deterioro cognitivo.

Los resultados son inequívocos en su confirmación del papel del aluminio en algunas, si no en todas las enfermedades de Alzheimer.

Como mínimo, estos nuevos resultados deberían alentar a todos e incluso aquellos que han mantenido firmemente que el aluminio no tiene ningún papel en la enfermedad – pensar de nuevo.

No creo que ese es el único factor, pero creo que es muy importante que se deba considerar muy seriamente.

Cuando nuestros nuevos resultados se ponen en el contexto de lo que ya se sabe sobre el aluminio y la enfermedad de Alzheimer su significado se vuelve abrumador y convincente.

Ya sabemos que el contenido de aluminio en el tejido cerebral de aparición tardía o la enfermedad de Alzheimer esporádica son significativamente más altos que los que se encuentran en los controles de la misma edad.

Por lo tanto, las personas que desarrollan la enfermedad al final de sus sesenta en adelante también acumulan más aluminio. Esto comparado con los individuos de la misma edad sin la enfermedad.

Incluso niveles más altos de aluminio se han encontrado en los cerebros de los individuos diagnosticados la enfermedad temprana de Alzheimer. Estos habían experimentado una exposición inusualmente alta de aluminio a través del ambiente o por medio de su lugar de trabajo.

Esto significa, que la enfermedad de Alzheimer puede tener una edad mucho más temprana de inicio. Por ejemplo, en los cincuenta o principios de los sesenta. En individuos que han estado expuestos a niveles inusualmente altos de aluminio en su vida cotidiana.

¿Dónde hay más altos niveles de aluminio en el tejido cerebral humano? En personas que han muerto con un diagnóstico de enfermedad de Alzheimer familiar.

Los niveles de aluminio en el tejido cerebral de personas con la enfermedad de Alzheimer familiar son similares a otros. Como los individuos que murieron de una encefalopatía por aluminio mientras se sometían a diálisis renal.

En apoyo de nuestros datos cuantitativos, también hemos utilizado un método recientemente desarrollado y validado de microscopía de fluorescencia. Esto proporciona imágenes impresionantes e inequívocas de aluminio en el tejido cerebral de los donantes. Aquellos que tienen enfermedad de Alzheimer familiar.

La enfermedad de Alzheimer familiar es una forma de aparición temprana de la enfermedad. Los primeros síntomas ocurren a los 30 ó 40 años de edad.

Es extremadamente raro, quizás 2-3 por ciento de todos los casos de la enfermedad de Alzheimer.

Sus bases son mutaciones genéticas asociadas con una proteína llamada beta-amiloide. La proteína que ha sido fuertemente vinculada con la causa de todas las formas de la enfermedad de Alzheimer.

Los individuos con enfermedad de Alzheimer familiar producen más amiloide beta. Y el inicio de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer es mucho más temprano en la vida.

¿Qué sugiere esta investigación? Que estas predisposiciones genéticas tempranas se relacionan con acumulación de aluminio en el tejido cerebral.

El envejecimiento es el principal factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. El aluminio se acumula en el tejido cerebral humano con el envejecimiento.

La exposición ambiental u ocupacional al aluminio da como resultado niveles más altos de aluminio en el tejido cerebral humano. Y también una forma de aparición temprana de la enfermedad de Alzheimer esporádica.

Debemos tomar todas las precauciones posibles para reducir la acumulación de aluminio en nuestro tejido cerebral. Esto a través de nuestras actividades cotidianas empezando a hacer esto tan temprano en nuestras vidas como sea posible».

RECURSOS EXTERNOS:
(1) deterioro cognitivo leve

(2) Chris Exley

(3) la revista Journal of Trace Elements in Medicine and Biology

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *