Perritos radioactivos abandonados buscan amor

26 septiembre, 2017 | adm | MOTIVACIONAL

Perritos radioactivos abandonados buscan amor

Los descendientes de los perritos radioactivos abandonados en Chernóbil buscan amor. El accidente de la central nuclear en 1986 transformo el lugar en una ciudad fantasma.

Nadie se les acerca porque pueden ser un riesgo para la salud de la población cercana.

Un documental de Drew Scanlon (1,2) expuso como viven los perritos radioactivos que viven dentro del perímetro de exclusión.

El lugar se encuentra en torno a la central siniestrada en Ucrania. Estos pequeños han pasado ocupar estos días el centro de atención mediática gracias a que mostraron estas imágenes al mundo.

Los animalitos buscan el amor del ser humano

En YouTube se puede apreciar uno de estos videos. Allí aparecen los perritos ansiosos por recibir atención de los humanos. Pero a pesar de esto las personas se alejan porque está prohibido tocarlos.

Los perritos no entienden por qué los rechazan. Es que ellos pueden llevar partículas radiactivas en el pelaje. Por eso los turistas se alejan de ellos.

El 26 de abril de 1986 ocurrió una catástrofe radiactiva sin precedentes. Miles de personas tuvieron que abandonar la ciudad de inmediato.

Algunos pobladores, sin saber bien que sucedía, decidieron dejar a sus perritos. Creyeron inocentemente que pronto volverían. Ahora, centenares de perros vagan por el lugar abandonado. Estos son descendientes de aquellos animales.

Actualmente, la zona cercana a la central no está del todo abandonada. Existen algunos funcionarios que trabajan allí. Reciben además visitas turísticas, debido a que los niveles de radiación permiten estar en algunas áreas de Chernóbil sin peligro.

A raíz de esto, organizaciones de protección se interesaron por la suerte de los perritos radioactivos abandonados.

Han promovido campañas para su protección.

La ONG ‘Clean Futures Fund’ (3), por ejemplo, explica que los perros, expulsados de estas zonas por animales salvajes, van a la central buscando comida. Subrayan además, que algunos perritos radioactivos abandonados de Chernóbil pueden tener enfermedades transmitidas por los animales salvajes y requieren protección.

Recursos externos:

(1) twitter.com

(2)

(3) cleanfutures.org

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *