En Australia vuelve una enfermedad del siglo 18 por falta de vitamina C en el cuerpo (1). Entre los síntomas, de difícil curación, se encuentra el sangrado de las encías y caída de los dientes.

Vuelve enfermedad del siglo 18, el antiguo y temido escorbuto (2) (ingles Scurvy) , una dolencia caracterizada por la falta de vitamina C en el cuerpo, que mató a muchas personas a principios de ese siglo en períodos de inviernos intensos y duros, reapareció en el siglo 21, en la Sydney moderna, Australia.

Según el diario local australiano Sydney Morning Herald (3), Penélope Jackson se convirtió en la primera de algunos residentes en el oeste de Sydney en ser diagnosticada con el llamado “azote de los mares” – ya que la mayoría de las víctimas eran marineros que pasaban una gran cantidad de tiempo navegando y no consumían alimentos que contienen vitamina C, como frutas. “Yo no lo podía creer.

Pensé, espera un minuto, el escorbuto no existe hace siglos”, informó Jackson al periódico.

“Es algo que se asocia con los tiempos del capitán Arthur Phillip y el capitán Cook. Uno no espera que el escorbuto reaparezca en el siglo 21”, agregó.

Sus principales síntomas fueron una úlcera sangrante que no ha sanado en meses, sangrado en las encías, dolores musculares y caída de los dientes.

Sin embargo, su diagnóstico final sólo vino después de que su endocrinólogo decidiera investigar su dieta y averiguar la enfermedad: Jackson casi no comía frutas y las verduras las cocinaba el tiempo máximo hasta que se desintegraban al tacto y así expulsaba todos sus nutrientes.

Las principales funciones de la vitamina C están en la síntesis de colágeno – que ayuda a asegurar la salud de los huesos, los dientes, las encías y los vasos sanguíneos y contribuyen a aumentar la absorción del hierro que se consume en la dieta.

El análisis de sangre de Jackson demostró que tenía un nivel de vitamina C de 10μmol / L, muy por debajo del umbral inferior de 40μmol / L, nivel saludable considerado de vitamina C.

Vuelve enfermedad del siglo 18 por falta de vitamina C, los síntomas del escorbuto son:

  • Hemorragias nasales.
  • Reapertura de cicatrices curadas y separación de huesos fracturados.
  • Ojos hundidos.
  • Hemorragias en las encías.
  • Palidez.
  • Hemorragia de todas las membranas mucosas.
  • Encías esponjosas (4), a menudo provocando la pérdida de dientes.
  • Puntos de color púrpura oscuro en la piel, sobre todo en las piernas.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) falta de vitamina C en el cuerpo
(2) el antiguo y temido escorbuto
(3) Sydney Morning Herald
(4) Encías esponjosas