Ataque de pánico: Qué hacer para detenerlo

27 abril, 2018 | adm | OPINIÓN

Ataque de pánico: Qué hacer para detenerlo

Aquí mencionaremos 10 consejos para detener el ataque de pánico. Ejercicios cómo centrarse en objetos, pueden ayudar a los que sufren este problema.

Causas del ataque

Los ataques suelen ser provocados por la ansiedad y los trastornos generales como la depresión. Por otra parte, puede ocurrir en cualquier momento del día o de la noche.

Síntomas del trastorno de pánico


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


El miedo, la preocupación intensa y repetitiva. La sudoración, la respiración rápida, náuseas y taquicardia son algunos de los síntomas.

Cuando el ataque sucede, la persona y quién está con ella, por lo general no saben qué hacer. Por lo tanto, el Medical News Today (1), preparó una lista de lo que puede hacer cuando se produce uno de estos episodios:

1. Tome medicamentos recetados por su médico

Algunos médicos suelen recetar medicamentos para su uso sólo en tiempos de crisis. Estos son conocidos como PRN, que son de acción rápida. Dependiendo de la severidad de los ataques de pánico, el profesional médico puede prescribir un bloqueador beta, como el propranolol. Este ralentiza la frecuencia cardíaca rápida y disminuye la presión arterial. Otros medicamentos de la base de benzodiazepinas, como Valium y Xanax, se recomiendan, pero el cuerpo puede desarrollar una tolerancia a ellos. Debido a esto, algunos pacientes desarrollan adicción y por lo tanto deben ser usados ​​con moderación.

2. Tome una respiración profunda

Esto funciona. La respiración rápida causada por la opresión en el pecho, aumenta la ansiedad y la tensión. Hacer ejercicios de respiración ayuda a poner la situación bajo control. Respirar de manera constante, contando lentamente cuatro mientras inhala y exhala cuatro más. Llenando sus pulmones lentamente y expirando de manera lenta y constante.

3. Huela esencias de lavanda

Algunos de los productos sobre la base de la lavanda se han utilizado para aliviar la ansiedad y traer una sensación de relajación. Inhalar el olor de aceite de lavanda durante un ataque de pánico, por ejemplo, puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas.

4. Haga ejercicio ligero

Caminar puede alejar a la persona de un entorno estresante. También produce endorfinas, hormonas que relajan el cuerpo y mejoran el estado de ánimo. Otro de los beneficios de caminar y otros ejercicios físicos es la regulación de la respiración.

5. Aplique técnicas de relajación muscular

Otro síntoma de un ataque de pánico es la tensión muscular. Por lo tanto, las técnicas de relajación muscular ayudan a limitar un ataque. Si la mente siente que el cuerpo se relaja, otros síntomas disminuyen.

6. Límite los estímulos

Imágenes y sonidos pueden empeorar un ataque. Así que cuando le está pasando, encuentre un lugar más tranquilo. Tope con la pared y cerrando los ojos puede facilitar la concentración en la respiración.

7. Reconozca los factores desencadenantes

Los ataques pueden ser desencadenados por espacios cerrados, aglomeraciones o problemas con el dinero. Al aprender a manejar o evitar los factores desencadenantes, puede reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques.

9. Haga ejercicios de atención plena

Los ataques de pánico pueden hacer que las personas se sienten desconectadas de la realidad. Por lo que centrar la atención en otra cosa puede volver a anclar una persona. Se puede dirigir su foco lejos de las fuentes de estrés. Algunos ejercicios de atención se deben hacer para disminuir la intensidad. Ver paso a paso:

Mire cinco cosas separadas, pensando en cada una de ellas por algún tiempo;
Escuche cuatro sonidos distintos y examine lo que es diferente en cada uno de ellos;
Toque tres objetos. Considere la textura, temperatura y usos.
Identifique dos olores diferentes.
Pruebe algo. Puede ser un pedazo de caramelo.
Cada uno de estos pasos se debe realizar meticulosamente y calmadamente.

10. Enfoque sobre un objeto

Centrarse en un objeto cercano puede ayudar a detener un ataque, ya que reduce otros estímulos. Se recomienda tener siempre algo en la bolsa que se pueda utilizar para este propósito.

Recursos externos: (1) www.medicalnewstoday.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *